Para obtener un divorcio simple en Pennsylvania, usted y su cónyuge deben estar completamente de acuerdo en querer el divorcio y cómo se dividirán las cosas que usted posee. Si usted tiene hijos menores juntos, lo más probable es que tenga que ponerse de acuerdo en la manutención y custodia de los mismos; sin embargo, bajo la ley de Pennsylvania, los hijos no necesitan ser incluidos en el proceso de divorcio si usted ya tiene o va a resolver su manutención y custodia por su cuenta. Eso es correcto. La corte de divorcio de Pennsylvania no le exigirá que involucre a sus hijos en su divorcio si usted no lo desea. Divorciarse significa que ya no serán cónyuges, pero seguirán siendo padres, y la corte siempre estará ahí para resolver cualquier asunto concerniente a sus hijos, si es necesario, antes, durante o después del divorcio.

Me ocupo de los divorcios más sencillos: casos de bajo costo, sin oposición y sin culpa. Una vez que los dos cónyuges han decidido poner fin a su matrimonio y decidir cómo se dividirá lo que tienen, la ley de divorcio sin culpa de Pennsylvania sólo requiere la preparación adecuada, firma y presentación de documentos por un abogado experimentado. No hay ningún requisito de que cualquiera de los cónyuges comparezca ante el Tribunal y, a través de mi proceso, ninguno de los dos tendrá que viajar a mi oficina. La decisión de divorciarse es importante y puede que no sea fácil, pero una vez que llegue a ese punto, manejaré su caso sin estrés adicional y con las tarifas más bajas posibles.